lunes, 14 de diciembre de 2009

Pre-sintiendo..

Casi un mes si escribir o por lo menos publicar lo escrito en todas las reflexiones que si que me he marcado... Un mes y han pasado tantas cosas que no voy a hacer el típico resumen, se han dado la vuelta a millones de cosas, unas cosas estas peor otras mejor pero a vista general hemos ido a peor, esto podría servirnos para espabilar y que sea hora de cambiar las perspectiva de las cosas por lo menos, sinceramente, me he plantado delante del ordenador sin esa "inspiración" que te puede llegar otras veces simplemente improviso. Intenté hacer borrón y cuenta nueva y no sé en que momento te esfumaste, desapareciste y ni dejaste señal. Remendando sentimientos a una le vuelven el sabor de ir de mal en peor, del "sin más", de que más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer, pasando de la indiferencia a la inexistencia, pasamos de ir a tu ritmo a estar sin ritmo directamente, pasamos de besos largos al escaso tacto de tus labios, quise poner fin a esto eche el candado y sin decir un adiós ni por tu parte ni por la mía hoy tú sigues haciendo tú vida como la habías echo siempre, yo seguiré esperando un día alguna conversación donde pueda escuchar alguna explicación. Como todo borrón se inicia una cuenta nueva... una cuenta que acaba igualmente como todas la cuentas hechas anteriormente los números pasan de llenar líneas y líneas todos los días a quedarse en escasos números muy de vez en cuando la cuenta se mantiene pero ni por tú parte y creo que ya ni por la mía hemos hecho todo lo que hubiésemos podido.
Definitivamente no sé en que momento me encuentro, me llega sin saber casi de donde una pequeña, una milésima de ilusión, una ilusión ubicada a una octava parte del tiempo de un día, esa necesidad de mantener la sonrisa una día entero, ese “nosequé” que te hace sentirte vivo, tan vivo como un niño esperando una tonelada de chuches tan grande tan grande que cada día que pasa necesita tener las chuches de forma inevitables, después de todo una octava parte del tiempo de un día me parece poco para tantas chuches (:





2 comentarios:

  1. Hola guapísima.
    Me ha gustado que escribieras pero sobre todo me ha gustado hablar contigo. ¡No abandones esto!
    Sabes lo que pienso, que nunca nunca se debe cerrar la puerta a la ilusión ni quedarse quieto por miedo a caer. Equivocarse. Acertar. Equivocarse. Caerse. Levantarse. Meterse una ostia. Vivir.

    ResponderEliminar
  2. Hacía muchísimo que no me pasaba por aquí porque tambien lo he dejado abandonado.
    Y estoy totalmente con Cris nunca se debe cerrar la puerta a la ilusión aunque a veces nos puedan las ganas a cerrarsela :)
    (L)

    ResponderEliminar