domingo, 20 de septiembre de 2009

No si...

Es una extraña sensación y ni si quiera se que me pasa, noto que me falta algo, algo que no es como antes es un huequecillo vacío de todo lo lleno que estaba antes de todos los pensamientos que eran capaces de alegrar el peor día teñido de negro repentinamente.

No soy una experta en hacer las cosas "como Dios manda" una vez más... no iba a cambiar el asunto, que precio tienen ciertos actos? Esta vez puede que sean muy alto, ¡quién me lo iba a decir!

Domingo... sin resaca con las ideas menos claras que nunca con mal presentimiento de que saldras por la puerta de emergencia y un vacio casi abismal por muy pequeño que sea comparado con todo lo que me aportas no lo sé no me entiendo ni yo misma puede que me tire en la cama y se me escapen las lágrimas puede que me asome a la ventana y aun viendo el sol no me apetezca pisar la calle, puede que me quede sin más escuchando canciones que... no nos animan
pero no quita que no piense en ti.

Después de todo sigo necesitando el puto manual de instrucciones para las situaciones de paranoya extrema, dejare esto que hoy más que nunca puedo sacarle mil sentidos a esta estrofa:
"aunque me trague el dolor, Y trate de esconder mi amor, Aunque me haga fuerte hoy, Te extraño..."

2 comentarios:

  1. Hola guapísima. Me siento un poquito identificada con tus palabras, y es que hace algunos meses salió de mi vida una persona muy importante, y aunque haya otras personas, nadie será capaz nunca de sustituirla. Pero, ¿sabes que? que la vida sigue y todo ocurre por algún motivo concreto. Cuando algo falla, por tí, por el otro, o por los dos, lo que hay que hacer es quedarse con los buenos recuerdos, seguir adelante y darse cuenta de que en esta vida casi nada es para siempre, y que las cosas temporales no son menos importantes por no durar eternamente. Un besazo.

    ResponderEliminar
  2. Si. El miedo a sentirse vacía. Eso es lo que me pasa a mí también y tú lo sabes.
    Creo que si eliminase ciertas cosas de mi cabeza, del corazon o de donde sea perdería parte de lo que soy. Puede que sea así, o puede que no.
    En fin...
    Bah, épocas pequeña, solo son épocas, rachas, ratos, momentos, que se van, y vienen otros, y ahora nos toca que vengan mejores,
    ¿Sabes por qué? porque nos lo merecemos, coño!
    un besote

    ResponderEliminar